Se recuerda a los colegiados que los dictámenes de honorarios que, por imperativo legal, emite este Ilustre Colegio se confeccionan atendiendo a los usos y costumbres que en materia de honorarios se han venido aplicando por la Junta de Gobierno y en base a las interpretaciones efectuadas por esa Junta en numerosos dictámenes ya emitidos en los múltiples supuestos informados a lo largo de los años.

Ello es consecuencia de la normativa europea transpuesta a nuestro Derecho interno así como de las actuales directrices marcadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que advierten a los colegios de abogados acerca de la necesidad de suprimir cualquier baremo, criterio, recomendación u orientación en materia de honorarios profesionales, por entender que los mismos podrían suponer una práctica restrictiva de la libre competencia. Tal escenario motivó que, en su día, el ICAIB procediera a suprimir las Normas o Criterios Orientadores de Honorarios.