Recordamos a los colegiados que en todas las oficinas que el ICAIB tiene en los juzgados, hay togas a disposición de los letrados para que puedan emplearlas en juicio, si bien se solicita que, una vez utilizadas, las devulven a la oficina colegial, a fin de evitar las dificultades de disponibilidad de togas que en ocasiones se han registrado y que afectan a otros letrados que también las necesitan.